¡Ah, la familia!
¿hay algo mejor que sentir el lazo que conecta el corazón con el estómago cuando alguien te prepara un buen plato de comida casera?

Pues eso, es Focaccia: un restaurante familiar que cocina con mimo para todos los que quieren salir… y sentirse en casa.